jueves, 4 de septiembre de 2014

Unite al club (Meridiano V)


Domingo al mediodía. El sol juguetea y hace cosquillas mientras en los alrededores de la Plaza Sarmiento un perro flaco marrón aserrín casi le extirpa la pantorrilla a un ciclista purrete que, con suma pericia, se defendió del ataque meta patada de burro. El barrio se despereza, pueblerino. El club Meridiano V°, todo un emblema, espera a cualquier despabilado con su portón negro de hierro abierto de par en par, como si fueran brazos.

Cargando
#ErrandoenMeridianoV #club #restoran

Una vez adentro, bordeando horizontalmente la mítica cancha de basket, el visitante se topa con las instalaciones del restorán del club. Se trata de una vieja fonda reciclada donde predomina el color celeste, espaciosa,  familiar. Cómoda, en definitiva.



Traen la carta. "Unite al club" es la frase que funciona como slogan, el gancho, la invitación permanente. Dejan sobre la mesa un pequeño pote de cerámica con aceitunas condimentadas.

Cargando
Carta II #MeridianoV #restoran #club #LaPlata

Cargando
Carta #MeridianoV #restoran #club #LaPlata



La elección no resulta nada complicada: tal como sucede cada domingo, la casa ofrece parrilla y un par de platos especiales. En esta ocasión, la balanza se inclina hacia los capelettones de salmón con crema de camarón.

Cargando
Menú del día #MeridianoV #restoran #club #LaPlata

La espera es razonable. Se acompaña el almuerzo con una 3/8 de Trapiche y la vital (?) compañía del agua mineral sin gas.

Cargando
Almuerzo en #MeridianoV #restoran #club #LaPlata

El plato es abundante. Sin intentar desmenuzar demasiado los capelettones para no perder el encanto de la sorpresa, con paciencia, se arribó a la conclusión que diez ejemplares de la pasta elegida eran más que suficientes. La salsa sostiene todo desde el encanto de su espesor y la generosa presencia de camarones.

Cargando
Cappelletones de salmón rosado con salsa de camarones #MeridianoV #restoran #club #LaPlata

En el patio lindero a la parrilla, el Yeite, mandamás de la cocina, explicó que la inspiración de ese plato la encontró en Mar del Plata, donde trabajó y desarrolló ciertas habilidades profesionales denominadas por él mismo como "yeites" (de ahí el apodo", que nada más ni nada menos son "soluciones ingeniosas y habilidosas".

"Hablé con el Perpe (uno de los propietarios del restoran) y le dije que había que armar algo con la parte del  lomo de salmón que no se empareja y ahí salió esta pasta que yo hice en Julia's de Mar del Plata. La salsa es base: sartén caliente, aceite, cebolla rallada, camarón, chorrito de vino bueno, que reduzca y listo, tirás los capelettones arriba. El relleno...es un mundo de sensaciones. Lleva salmón, yeite, yeite, algo cósmico por ahí y cebolla", desliza el cocinero suspendiendo las últimas palabras, entre risas y con los ojos vivaces. Y razón no lo faltaba: el relleno estaba sensacional.  Entre adivinanzas y juegos de palabras, Yeite se sorprendió ante el descubrimiento de uno de esos secretos: el jengibre. "Un día que tengas ganas de venir a cocinar con nosotros, traé a tus amigos, a tu gente, ponele un miércoles, y armás algo y nos hacés de comer a todos. ¿Te parece?". 

Cargando
Panorámica #MeridianoV #restoran #club #LaPlata
Poca sofisticación, precios más que aceptables, buena calidad de comida, ambiente acogedor y familiar al mismo tiempo. Un club, bah, pero de los buenos. De los que vale la pena unirse

2 comentarios :

  1. Muy buena la crítica y hace honor a la verdad. Buena comida y abundante, buen clima, buena atención. Un lugar para disfrutar con la familia o con amigos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por la visita, tiene las puertas abiertas del boliche.

    ResponderEliminar