domingo, 17 de abril de 2016

Mañana de sábado y parada en El Arrobo

Gris mañana de sábado. El perro me despertó con un par de ladridos  secos y certeros apenas pasadas las ocho. En casa reinaba un silencio sepulcral. Sin Picurba por el maldito clima, decidí dar una vuelta por City Bell para ver en qué condiciones se encontraba el predio ferial. Pero la hora ameritaba una parada en El Arrobo, la reconocida panadería de Sebastían Pérez.

Llevé un poco de todo: un pan de centeno recién sacado del horno, un baguetín integral, un par de medialunas (por recomendación del dueño de casa), caracolas con pasas y nueces, una focaccia y otro pan integral rústico. Me quedé con ganas de probar las cookies, los otros panificados dulces y salados y el aceite de oliva sanjuanino suelto. Todo muy tentador.

Nos saludamos con un apretón de manos, esperanzados de que el próximo fin de semana el festival de la gastronomía local brille como se merece. Respiré profundo y me llevé puestos los aromas de El Arrobo hasta la próxima visita. 

El Arrobo

No hay comentarios. :

Publicar un comentario